La Nave, Calle Cifuentes, Madrid +34 910888891

Articulos

Desde el siglo XVIII, con el descubrimiento y aplicación de la máquina de vapor supuso un impulso industrial que cambio la sociedad del momento. Este hito aceleró los procesos productivos y fue el auténtico “motor” de la primera revolución industrial. Años después, Estados Unidos estaba conectada por una red ferroviaria que comunicaba personas y mercancías, lo que convirtió en palanca de crecimiento.

La segunda revolución industrial podríamos identificarla con el método productivo/industrial de Henry Ford y su fabricación en cadena que se extrapoló a cualquier ciclo industrial y supuso un nuevo acelerón en la evolución de la sociedad, se comenzaron a producir productos a una velocidad nunca antes conocida, y el consumo crecía evidentemente en la misma proporción.

Las dos guerras mundiales sufridas a su vez, también han podido ser el germen de la tercera revolución industrial  y el invento principal que actuó como motor fue la generación de energía nuclear.

En los tiempos que vivimos, iba a decir tiempos modernos, pero este término me retrotrae a el film de Charlie Chaplin “Tiempos Modernos” que precisamente mostraba la paradoja del modelo productivo, etc… es decir, hace 70 años también eran tiempos modernos… hemos experimentado un cambio en nuestra forma de comunicarnos gracias a inventos como Internet, el gran avance en las comunicaciones, la telefonía móvil, etc….

El conjunto de todas estas tecnologías han cambiado el mundo definitivamente, son tecnologías que están interiorizadas, pero ahora os enfrentamos a lo mejor, lo que muchos “expertos”? denominan  “Transformación Digital”.

El uso de tecnología de IA (Inteligencia Artificial), asistentes virtuales, bots, chatbots, etc… machine learning, patrones cognitivos, ahorran costes a las compañías (esto es un hecho) y minimizan el factor de error humano, están cambiando nuestra sociedad. Esto unido a tecnologías como IoT y blockchain que prevemos será el motor de la cuarta revolución industrial.

Como conclusión se puede apreciar que los tiempos entre la aparición de nuevas tecnologías mediante ambientes de innovación y su aplicación real se acorta, a veces da vértigo cuando echamos la vista atrás y pensamos lo poco que se está tardando desde que se conoce una tecnología hasta que la usamos y cada vez menos. Estamos condenados a una sociedad en continuo crecimiento, en una sociedad digital del conocimiento.

La cuarta revolución industrial no está por venir, está aquí., bienvenidos!

Blockchain como motor de la cuarta revolución industrial

Blockchain es nuevo. O prácticamente nuevo, ¿no?. Si estás de acuerdo con esta afirmación, debemos aclarar que no es del todo cierta.

Posiblemente Blockchain lleve poco tiempo en nuestras vidas, pero sólo es la consecuencia de la unión de ciertos elementos; elementos que, en según que casos, llevan con nosotros más de 40 o 50 años.

La criptografía, por ejemplo, lleva con nosotros varios siglos. Lo que conocemos como criptografía moderna, evolucionada a marchas forzadas como respuesta a diversos conflictos bélicos, es la semilla de la criptografía de clave pública que utilizamos hoy en día.

El ‘Ciberpunk’, conocido como un movimiento que defiende la libertad de expresión, privacidad y acceso libre a la información es otro de los ejes centrales en la historia de Blockchain y tuvo su mayor protagonismo durante los años 90.

La famosa prueba de trabajo o ‘Proof of work’ que aparecía en Hashcash, un sistema desarrollado por Adam Back para el control de Spam y que surge como propuesta en 1997.

La primera aplicación peer-to-peer (P2P) se crea en 1996, aunque realmente fue con Napster en 1998 cuando este tipo de redes cobran verdadera fuerza.

De hecho, aunque el nacimiento de Blockchain como cadena vertebral de Bitcoin se produjo en 2008 y 2009, tenemos ejemplos anteriores de criptomonedas como b-money o bit gold, de WeiDai y Nick Szabo respectivamente.

A finales de 2008, el misterioso Satoshi Nakomoto publica un whitepaper titulado: “Bitcoin: A Peer-to-Peer Electronic Cash System”. En él, se explica el protocolo Bitcoin y como funciona la red.

El día 3 de Enero de 2009, se libera el primer cliente de código abierto y la red P2P comienza a funcionar: se mina el primer bloque de la cadena, conocido como Bloque génesis. Durante los próximos meses se producen las primeras transacciones en la red.

¿Por qué Bitcoin triunfa donde otros proyectos fracasaron?

Bitcoin, uniendo todas las piezas que hemos repasado (y muchas más que no hemos mencionado), es la primera solución real al problema del doble gasto en una red descentralizada. Es decir, nos da la posibilidad real de transaccionar con valor de forma digital sin que este activo digitalizado pueda ser duplicado o enviado a varios participantes a la vez.

Muchas de las mentes brillantes aquí mencionadas como Nick Szabo, (considerado el padre de los Smart Contracts), WenDai u otros como HalFinney participaron activamente en la plataforma y comunidad de Bitcoin durante sus primeros pasos.

A partir de aquí, la adopción de Bitcoin por parte de personas y comercios va en aumento, la comunidad crece exponencialmente y surgen nuevos proyectos basados en el código pero con diversos objetivos.

Es obligado realizar una parada en una de las plataformas basadas en Blockchain mas importantes hoy día: Ethereum.

En 2013, Vitalik Buterin, conocido programador que ya había participado en el desarrollo inicial de Bitcoin y que escribió en su momento artículos sobre esta red, decide comenzar a trabajar en una sucesión de pruebas sobre un nuevo concepto para descentralizar la red.

Esto sucede en parte por la negativa que recibió por parte de la comunidad Bitcoin a explotar el potencial de Bitcoin más allá de un lenguaje que no es Turing completo, como Bitcoin Script.

A día de hoy, es posible crear y desplegar aplicaciones descentralizadas en la plataforma, y los contratos inteligentes se llevan a otro nivel, lo cuál nos permite disponer de una gran cantidad de servicios.

En los últimos años se está explotando otro concepto de Blockchain con un enfoque más empresarial: las cadenas privadas y/o permisionadas.

Debido a las necesidades de las corporaciones de apoyarse en Blockchain para disponer de entornos confiables distribuidos, surgen proyectos como Hyperledger, Corda, Quorum (Basado en Ethereum).

¿Cuál es el futuro de Blockchain?

Es indudable que estamos al comienzo de una nueva era en lo referente a transformación digital y Blockchain será una pieza imprescindible, cuyo potencial es infinito. Todo el ecosistema se encuentra en constante evolución y junto a otras tecnologías vanguardistas como IOT o IA, la cantidad de escenarios en los que la tecnología se pone a nuestra disposición es inimaginable.

Historia de la Blockchain

Blockchain
Seguro que has oído hablar del Bitcoin. Incluso tendrás una idea o concepto de lo que es: “Una criptomoneda, una moneda virtual, dinero digital…”. Posiblemente, te habrás tirado de los pelos en alguna ocasión cuando oyes hablar de él en la prensa: “¿Por qué no invertí en Bitcoin la primera vez que escuché hablar de ello?”.

Pero esto tiene un transfondo más importante, la tecnología que nace intrínsencamente junto al Bitcoin y que permite el intercambio de valor sin intermediarios, conocida como Blockchain.

¿Qué es Blockchain y que ventajas aporta?

Si no estás muy familiarizado con los términos DLT, Bitcoin, Ethereum o Cadena de Bloques, esta es la definición que estás buscando.

La cadena de bloques es un conjunto de tecnologías ya existentes que convergen de determinada manera, permitiendo crear un ecosistema en el que es posible enviar y recibir valor a través de la red.

Es obligado recalcar que Blockchain tiene un fuerte componente informático, pero también tiene un gran componente socio-económico.

Estas redes son P2P (peer to peer) y, en el caso de redes públicas como Bitcoin o Ethereum, cualquiera puede utilizarlas sin restricciones de acceso. Los ejemplos más conocidos de redes P2P posiblemente sean Emule o Torrent, en las cuales se intercambian archivos de cualquier tipo. En Blockchain, la información que transmitimos hace referencia a las transacciones de valor de cada usuario.

¿En que Base de datos almacenamos esta información?

Aquí tenemos el primer giro del guion. Cada usuario de la red tiene una copia de la base de datos que almacena los registros contables. De este modo, para atacar la red, es necesario infectar al menos más de la mitad de los dispositivos conectados a ella, lo cuál es altamente improbable.
Esto da lugar a la conocida descentralización de las redes Blockchain: la comunidad se encarga del almacenamiento y tratamiento de los datos sin necesidad de un tercero de confianza.

¿Pero, que gracia tiene que todos escriban datos en la Blockchain?

Bueno, no es así exactamente. El nombre de la cadena de bloques no es casualidad: la propia BBDD se fragmenta en bloques. Un bloque sería algo así como una página del libro contable, que contiene un número de transacciones, y cada bloque es escrito por un usuario diferente. Los encargados de esta tarea son los mineros o nodos mineros.

Los mineros compiten por escribir cada página del libro, para lo cuál necesitan resolver un puzle matemático muy complejo. Por ello se utilizan equipos con una capacidad de procesamiento muy alta.
El minero que es capaz de resolver dicho puzle, tiene derecho a escribir la siguiente página del libro de transacciones y a cambio de su trabajo, recibe un incentivo.
Obviamente, cada bloque que se escribe es validado por el resto de la red.
Una vez es validado, es añadido a la cadena y todos los usuarios lo descargan para permanecer sincronizados.

¿Como puedo verificar que es una red segura?

La mayoría de procesos que intervienen en este proceso de transferencia de valor, se protegen mediante la criptografía. Además, todos los participantes de la red deben seguir un conjunto de reglas que permite la existencia del consenso.

Hagamos una analogía para que esto se entienda mejor: Imagina un partido de fútbol. O del deporte de prefieras, siempre que intervenga un árbitro. Actualmente, en un partido de futbol tenemos 22 jugadores, y solo una persona encargada de poner orden y hacer que el reglamento se respete. Es decir, esta tarea está centralizada en una sola persona, que puede a su vez tener intereses, cometer errores o ser engañado por alguno de los jugadores. La conclusión es clara: si lees la prensa deportiva, todos los fines de semana podrás encontrar alguna polémica al respecto.

Ahora imagina que cada uno de los jugadores a la vez representa el rol de player y de árbitro. En esta hipotética situación, cada uno de los jugadores está lo suficientemente incentivado para que su decisión represente la verdad. Al final, la decisión será tomada conjuntamente por los 22 jugadores, y si todos están colaborando gracias al incentivo, la tasa de errores tenderá a 0.

Pensemos ahora en una red constituida por decenas de miles de nodos jugando a la vez su rol de player y de árbitro y estaremos ante la Blokchain de Bitcoin.

Para concluir. Las posibilidades son infinitas y siguen surgiendo nuevas plataformas y proyectos para explotarlas. Ethereum en lo referente a Blockchain pública y sus Smart Contracts (En lenguaje Touring-completo) y Hyperledger para Blockchains permisionadas son una prueba de ello.

Definicion de Blockchain